MAFIA ESPIRITUAL S.p.A. parte 1°

postato il 13 novembre 2010

IMPRINTING EMOCIONALES Y RELIGIONES
Por qué nos sentimos esclavos de dios


shockEn el curso de varios millones de años de existencia humana, los individuos han sido objeto de programaciones emocionales a fin de controlarlos mediante la instalación de ideas fijas contrarias a la supervivencia del individuo. ¿Pero, cuándo sucedió por primera vez?

El primer episodio "a gran escala" que se puede detectar desde la Biblia por ejemplo, es la cuestión de la manzana y de un tipo que se cree Dios que maldice a Adán y a Eva. El Antiguo Testamento está lleno de este tipo de crímenes contra la humanidad perpetrados por un "dios" celoso y cruel. Estos eran sistemas de control mental por medio de programas emocionales (imprinting), es decir, de un procedimiento forzado con el cual se fija en sus mentes la necesidad de depender de alguien para su propio futuro, en este caso para un perdón.

El objetivo era claramente la subyugación de la voluntad y los resultados de esta operación llevaron a la sujeción psicológica bajo todos los puntos de vista: era un concepto que desde entonces siempre resonaba en las mentes de los hombres cuando su espíritu se "permitía" desear en cualquier modo expandirse y protestar contra las normas implantadas. Los efectos de esta programación los vemos en el escenario de todos los días: idolatría, poder, esclavitud, explotación, el hecho de estar convencido de deber agradecer a alguien, de orar como si fueras un esclavo que agradece a las migajas recibidas o cosas así. Sobre la continua estimulación de estos mecanismos se basa el poder de las religiones y de los grupos espirituales, es decir, el hecho de hacer ofertas a un salvador y de cantar en misas para poder ir al cielo.

Esto explicaría el hecho de que cualquier individuo que ha asumido un cuerpo humano proviniendo de lugares diversos de la tierra, no puede traer un mensaje de liberación a menos que él mismo no haya sido liberado de estos imprinting. Es imposible que bajo la influencia de estos programas, alguien sea capaz de declarar que no existe algún dios para adorar, o salvador que aguardar o dios a quien agradecer.

De estos imprinting surgieron Religiones & Company (poniendo en las Company los grupos y los Maestros pseudo-espirituales), pero el hecho de que necesitemos de un salvador es una condición que es "lógicamente" incorrecta; muchas religiones hablan de la salvación, especialmente los cristianos, testigos de Jehová a la cabeza; ¿pero salvar de qué? Este es el punto: este mundo no tiene necesidad de ser salvado, sino sólo de ser dejado en paz. Si eliminamos el concepto de "salvar a alguien" las religiones tal como las conocemos, colapsan. Habitando en la provincia de Siena, en la Nochebuena de Navidad quería aprovechar a escuchar por primera vez los famosos Cantos Gregorianos de la Abadía benedictina de Monte Oliveto Maggiore; a mí el arte sacro me gusta mucho, la música y la arquitectura en particular.

Así que, aprovechando el evento de los Cantos y del Pesebre móvil de la Abadía, en la Nochebuena de Navidad estuve allí. Hago presente que en mi vida nunca he asistido a una misa y, lamentablemente, hay que decir que la misa de la Nochebuena que vi, era algo realmente para vomitar: ¿qué necesidad hay de cantar en latín? ¿Qué necesidad hay de hacer una procesión de monjes en la que el último lleva un muñeco que sería...Jesús para poner en una cuna? Entre todos los participantes no había ni una sola persona con la cara feliz! Me hice nuevamente la funesta pregunta: ¿pero acaso los hombres están locos para hacer estas cosas?

El imprinting estaba en acción: ya sea por parte de quien ejercía el poder, ya sea de parte de quien lo sufría con la esperanza de ganarse el paraíso. El imprinting prevé la aceptación del sufrimiento: es inevitable. De todos modos, tampoco esta vez logré asistir a la misa: me fui antes porque era verdaderamente algo de pésimo gusto e indigno de hacer escuchar a un ser humano.

Algunos se preguntan por qué los extraterrestres nos evitan: yo respondo que somos un pueblo tan primitivo que no quieren tener problemas, por lo cual se limitan a controlarnos constantemente desde que tenemos energía atómica, su único motivo de preocupación. Estas son imágenes del famoso film sobre el control mental titulado Metropolis de Fritz Lang:










¿Cómo se hace para tener control sobre otro? Hay varios modos, pero el más usado es el de tener  un programa emocional fuerte que pueda hacer palanca sobre los sentimientos de culpa. Es el sentimiento de culpa y la relativa condena son la llave con la cual se tiene a las personas esclavas: ¿recuerdas cuando aquel  pseudo-dios (la raza alienígena que controlaba la tierra) quiso enredar a los primeros hombres, ¿qué hizo? Primero hizo un acuerdo (de no comer de aquel árbol), luego hizo romper el acuerdo (la serpiente de la sugestión) y luego lo "maldijo" (... con el sudor de  tu frente te ganarás el pan...).

El recordar contínuamente el infierno y sus torturas y el hecho de proclamarse intermediarios con dios para abrir las puertas del paraíso a los hombres, es un uso del instrumento del poder: los sentimientos de culpa. Veamos la malignidad de recitar la misa en latín qué esconde; en Oriente esto ha asumido visos dramáticos con la cuestión del sánscrito, una lengua complicadísima creada ad hoc por la religión con la excusa de que era el idioma de dios, por lo cual el pueblo, muy poco culto para una lengua de ese tipo, necesitaba de los bramanes para poder hacer llegar las peticiones a dios: qué idiotez!!! Estos terrestres: qué población primitiva...

A causa de eso no me extraña ver que las personas ya están tan encadenadas e inseguras que tienen el problema irresoluble de qué zapatos ponerse esta mañana; figurémonos cómo sufren pensando en afrontar la vida...

Pero el juego del control mental se vuelve aún más sutil cuando en modo subliminal las religiones nos obligan a llenar el tanque de estiércol: el ejemplo clásico está en el uso del símbolo de la cruz, por mencionar uno. A cualquiera que se pregunte si el símbolo de la cruz recuerda alegría o dolor, la respuesta será: el sufrimiento de Jesús. Y bien, ¿qué sentido tiene el hecho de llevar encima este objeto y de mostrarlo por todos lados con la excusa de la cultura cristiana, si no el de llenar de sufrimiento, en modo inconsciente, a la población?



Él llevaba así la cruz....


... nosotros la llevamos así...




... y así renovamos en modo subliminal el dolor.

Si tenemos un imprinting, si nos dan el sentido de culpa y si  nos renuevan contínuamente ese estado por medio de objetos que lo recuerdan, nos están robando el alma: ¡basta con la esclavitud del alma!

El reconocimiento de sí mismo en cuanto espíritu pasa SÓLO a través de dos aspectos: el juego y el aprender. El espíritu es alegre, por lo cual aprende obligatoriamente por medio del juego y esto hace comprender que los sufrimientos y el dolor no pueden crear un efecto de aumento  de consapiencia en el espíritu.
Cualquier acto de dolor promovido por las religiones no puede acercar al ser a su condición  divina, sino alejarlo.

Pero de esto hablaremos en la tercera parte de este informe.

No soy un agitador aun si a menudo me encuentro discutiendo de manera decidida  como estoy haciendo ahora.
El motivo está en el hecho de que el ser humano ha llegado a un nivel emocional talmente bajo que para alcanzar la comunicación que uno se  propone, se debe hacer  uso de una cierta cantidad de fuerza, o determinación, en la comunicación. Este aspecto comunicativo lo podemos encontrar en la escena de la destrucción del mercado del Templo por parte de Jesús: a personas apáticas se debe hablar con fuerza; quiero todavía aclarar que hablar con fuerza, (simulando hostilidad) no significa “experimentar” esa emoción, sino sólo usarla para hacer más eficaz y funcional la comunicación.

En relación  a este informe quiero aclarar que mi actitud sirve sólo para hacerme comprender por quien se encuentra muy afectado por las falsedades de religiones  y grupos espirituales; este tipo de personas, probablemente, no están ni siquiera inscriptas en este sitio, pero dado que mis informes circulan también por vías diferentes de las  newsletter, éste es el motivo de mi actitud aquí. Quienes no están en apatía son serán tocados por mi actitud, es más, se felicitarán y estarán contentos.
En todo caso no  he venido a esta tierra  para ser simpático con nadie, sino para expresarme a mí mismo en todas las formas requeridas por mi ser.

Es más, algo que he afrontado ya en el informe Minestra & Ministro (en italiano): el año pasado  una persona que frecuentaba mis cursos, deseaba que un grupo de amigos suyos me conociese, por lo cual cerca de una treintena de personas vinieron a una de mis presentaciones.

Mi actitud no sólo shockeó a las casi treinta personas que creían encontrarse delante  del   habitual ser espiritual anándico (que está allí sin trasladarse emotivamente y que habla con voz depresiva), sino que más bien se encontraron delante de una persona de veras “antipática”.

Pero yo soy de esta idea: "si no se es fuerte, no es fácil gestionar la energía" y también en esto se basa mi método de selección: se trataba, de hecho, de verificar las posibilidades de hacer un NUEVO Grupo para un Curso de la Escuela.

Cuando tengo poco tiempo y muchas ´personas para examinar, voy directo al grano y de esta manera los débiles caen. Quien verdaderamente quiere lograrlo, no tendrá  problema de pasar a través del fuego.
Aquellas treinta personas se encontraron delante de una persona completamente diferente de la que les fue descripta por quienes algunos días antes asistieron a mi curso.
Estas personas tuvieron la misma perplejidad de la serie: Pero cómo, un Rey que entra sobre un asno en Jerusalén? Yo me pregunto: si un asno enfermo y  maltrecho llamase a la puerta con un tesoro de gran valor en la grupa, no aceptaríais el tesoro porque el animal está enfermo? Ciertamente no!
Las personas fuertes nunca tendrán problema en reconocer la verdadera enseñanza, mientras las débiles huirán apenas adviertan un poco de energía; poned a las personas a HACER y tendréis muchos datos útiles para una selección. Después tendrán también un montón de críticas para hacer...

A continuación de aquel imprinting muchas religiones hablan de la salvación, especialmente la cristiana, testigos de Jehová a la cabeza; pero, salvar de qué cosa? Dado que el imprinting no es contactable por la gran carga que posee, con el fin de dar una colocación al sentido de trampa en él contenido y de consecuente deseo de libertad, se crea el concepto de salvación; pero esto es errado, es un  falso objetivo y una cosa imposible, visto que nadie puede salvar a nadie.

Éste es el punto central: si se parte de un punto de referencia equivocado, la conclusión será ciertamente errada. Se habla demasiado de “salvar”, pero éste es el punto: este mundo no tiene necesidad de ser salvado, sino sólo de ser dejado en paz.
¿De qué hay verdadera necesidad? Hay necesidad de explicar a las personas que son espíritus que tienen un cuerpo y que este universo no está hecho de materia, sino de vibraciones y que por lo tanto esta existencia es ilusoria. Comprendido esto volvemos a sentirnos libres para continuar expresándonos a nosotros mismos.

Para ser más claros, hagamos un escursus en la Trilogia dell’Io Sono.

Uno de los más grandes físicos cuánticos, conocido también como filósofo de la teoría cuántica, el inglés David Bohm, recientemente desaparecido, afirmaba que este  universo es UNA CONCIENCIA ÚNICA que de la nada se manifiesta y a la nada retorna; dio a este  fenómeno los nombres de ORDEN IMPLICADO y de ORDEN EXPLICADO, un proceso de vibraciones que aparecen y desparecen. En la base de su pensamiento estaba el hecho de que todo está interconectado y TODO nace de  UNA SOLA COSA, una especie de aliento dentro y fuera respecto a lo que filosóficamente es llamado el Vacío, La Nada o Dios.

En definitiva la física cuántica afirma que todo lo que existe, desde la silla en la que estáis sentados, a lo que tenéis en la mano, a los sonidos, a las personas, etc. Es debido a un proceso de proyección mental construido por la mente, nuestra “máquina de la imaginación”.

El mundo en el que vivimos es como un holograma y es, por lo tanto, algo virtual que se compone y se descompone millares de veces por segundo; cuando movéis una mano en realidad no estáis moviendo nada: estáis sólo desmaterializando y rematerializando la imagen de la cual vuestra mano está compuesta y este proceso os da la ilusión de movimiento. Con el poder que ya ahora los individuos tienen podrían crear nuevos planetas, pero el concepto de sometimiento y de necesitar un salvador para lograrlo, ha hecho que las cosas continúen marchando siempre del mismo modo, que no se logre cambiar al realidad en  modo digno.

¿Por qué no podéis crear un nuevo planeta?
Porque   nadie os ha dicho nunca  de la belleza y de la majestuosidad de vuestro ser, por lo cual, en esta época de oscurantismo  mediaval estamos  todavía totalmente inmersos en la ignorancia, una ignorancia que se remonta a hace millones de años, el periodo de los imprinting.

Por el concepto de ilusión, se deduce que los objetos que vemos fuera de nosotros no se encuentran allí, sino que se apoyan sobre una NADA que hace de base de expresión!
La mente produce la interacción entre espíritu y materia y además proyecta los resultados de tal  interacción fuera de sí, como imágenes virtuales, o sea lo que vemos como REALIDAD. Esta proyección  al exterior por parte de la mente crea la ilusión de que el mundo que consideramos real existe veraderamente.

Las vibraciones, transmitidas a través de los órganos de los sentidos al cerebro, llegan a nuestra  mente que las reconstruye bajo la forma de imagen que percibimos y que reproyectamos fuera de nosotros y justamente tal proyección  produce la impresión de un mundo "real".

El hecho de que creamos que una cosa aquí afuera existe de veras, se funda en el hecho de que el mundo externo, constituido por átomos y moléculas “vibrantes”, estimulando los órganos de los sentidos (también ellos ilusorios), son elaborados por el Observador (TÚ)  que los proyecta fuera de sí como creación en un círculo que parece real.

Pero la impresión del mundo como lo percibimos, con gas, líquido, sólido, personas, etc., es  pura ilusión.

Para comprender aun mejor el concepto de orden implicado y de orden explicado, podemos considerar un objeto puesto delante de  un espejo.

Si bien invertida, en el espejo se ve reflejada una imagen exacta del objeto que hemos puesto enfrente.

La imagen reflejada que se encuentra “en el espejo” está en la posición opuesta respecto a dónde está posicionado el objeto real; por medio de esta proyección un objeto puede “estar” en un lugar en el cual no existe realmente, como las cosas que “parecen” estar en la televisión.

Este es el modo en el cual funcionan los universos: el observador, que no tiene consistencia o posición porque es un espíritu, puede percibirse a sí mismo por medio de una realidad reflejada, una realidad mental en la cual se ve  posicionado: ilusión.

Es exactamente así, la realidad es pura ilusión! Contínuamente proyectamos, solidificamos, percibimos, disolvemos y resolidificamos las partículas para tener la ilusión del movimiento.

Os habrá sucedido seguramente de estar parados en una estación sobre un tren y mirar hacia fuera por la ventanilla; de pronto el tren de al lado comienza a moverse y pensáis que es el vuestro que  parte; miráis a través de la ventanilla opuesta donde está la estación y os percatáis de que en realidad no os habéis movido!

Aun si os ocurre muchas veces, quedáis siempre perplejos: ¿os habéis preguntado por qué? Os deja perplejos porque, muy dentro de vosotros, sabéis que esta realidad funciona de la misma manera: contínuamente vosotros “usáis” este  sistema para “creer que os movéis” y para tener la ilusión del tiempo, pero en realidad no os estáis moviendo en absoluto: es la realidad fuera de vosotros que estáis creando y disolviendo, explicando e  implicando, para tener la sensación de movimiento.  Sólo que, cuando la ilusión del movimiento os toma por sorpresa, os hace sentir… engañados como en el tren.

Todo son imágenes percibidas a través de  la vista espiritual que nos da la idea de movimiento.

En calidad de Seres espirituales no tenemos una posición en el espacio, ni nos movemos, pero creamos esta apariencia a través de  la proyección de imágenes, sin  ser consapientes, creyendo ser aquel cuerpo (una imagen, si bien muy compleja), que aparentemente se mueve en un espacio (otras imágenes).

Esta identificación con el cuerpo, el hecho de creer que se es el cuerpo mismo, es una certeza tan grande en nosotros que, junto con la creencia de la existencia ilusoria del mundo, constituye de hecho nuestra prisión sin barrotes ni carceleros.
Ahora se puede comenzar a entender la frase contenida en el IO SONO cuando se afirma: La prueba de esto es que tú crees vivir en un mundo material.

El objetivo de las religiones debería ser el de liberar al ser de esta trampa; por desgracia se han convertido en instrumentos de poder por lo cual debemos arreglárnoslas solos. Y del concepto de trampa de la enseñanza  no se escapa casi ninguna de las Escuelas que se definen como espirituales, que dejan después de treinta años a las personas siempre en el mismo compartimiento estanco, mientras evaden los impuestos no declarando los ingresos y con las ganancias se construyen casas.

¿Por qué esta esclavitud de las escuelas espirituales debe durar una vida? Por otra parte, las enseñanzas de Jesús, que es una piedra miliar de la espiritualidad, duraron sólo 3 años y medio junto al hecho, como ya dije antes de que, en lo que a mí respecta, una Escuela del espíritu debe dar resultados inmediatos y experimentables más allá de las bellas y emocionales palabras que profesa. Este conocimiento debe ser usado y debe servir para alinear la vida enseguida!!!

El acento aquí es que  este tipo de conocimiento debe ser experimentable; si no es experimentable y no produce “efectos especiales”, sino que se presta sólo a vivaces discusiones entre eruditos de aspecto enfermizo y  triste, es sólo un conjunto  de trastos intelectuales.


Estoy aquí para confundiros - Osho


Fin de la primera parte

Arcangelo Miranda

--------------------------------------------------------------------------------
© copyright 2006 Arcangelo Miranda - la publicación se permite con la obligación de incluir también un link activo